28 nov FIESTAS DE SAN ANDRES

San Andres

La Festividad

En noviembre abren las bodegas y se prueba el vino nuevo de la vendimia. Antiguamente, el anuncio más característico de la “apertura de bodegas” y de la “cata de vinos” era el ruido producido por los toneles rodando por la calzada. Por estas fechas y debido a la inexistencia de medios de transporte adecuados se dice que los toneles rodaban por las calles y pendientes, dando lugar a que los bordes metálicos sonaran al deslizarse por los adoquines.

Son muchas las versiones acerca del origen de esta festividad pero lo cierto es que durante la víspera de San Andrés hoy en día, en las calles y plazas de los municipios norteños donde, Icod de los Vinos es referente, se repite el ritual del arrastre y deslizamiento de las tablas y cacharros. Todo esto ocurre tras las la vendimia, que normalmente suele comenzar en el mes de agosto y condicionada a las condiciones climatológicas para la óptima maduración de la uva. Llega el momento de “tapar” los vinos para comenzar su consumo.

Vino, cacharros y tablas

En la noche del 29 y 30 de noviembre, tradicionalmente aparecen en las calles de diversos pueblos de Tenerife numerosos jóvenes que se lanzan calle abajo sobre tablas engrasadas con brea que vuelan a gran velocidad debido a lo empinadas que son las cuestas. Igualmente, existen diferentes variantes en función del material empleado para producir el ruido: cacharros, tablas, carros de madera que con gran imaginación. Muchos turistas y curiosos acuden a presenciar este espectáculo, y como siempre el vino y las castañas no faltan.

Sin dudas, esta época del año es estupenda para los amantes del turismo enológico y gastronómico, puesto que las bodegas y guachinches han abierto formalmente la temporada de vinos.

Equipo TravelPuzzling